Inicio 
Separador
Separador
Servicio de Suscripción Gratuita
Servicio de Suscripción Gratuita
Separador
Separador
Sitemap
Facebook
Martes, 02 de Septiembre de 2014
Normativa Básica
   BUSCADOR DE LEYES
 
Atmósfera / Emisiones
Aguas y Vertidos
Energía
Espacios Naturales
Gestión Medioambiental / Auditorías / Evaluación de Impacto /  Licencias
Residuos
Ruidos y Vibraciones
Suelos
Sustancias y Productos Químicos
Resto de normativa
Accede a nuestros canales RSS

LEGISLACIÓN AMBIENTAL

Volver
 

Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición

Nivel Nivel: Estatal
Info En Vigor
Materias
ResiduosSuelos
Objetivo

Controlar la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición, con el fin de fomentar, por este orden, su prevención, reutilización, reciclado y otras formas de valorización, asegurando que los destinados a operaciones de eliminación reciban un tratamiento adecuado, y contribuir a un desarrollo sostenible de la actividad de construcción

¿Te Afecta?

Afecta a los residuos de construcción y demolición, según definición, con excepción de:

  • Las tierras y piedras no contaminadas por sustancias peligrosas reutilizadas en la misma obra, en una obra distinta o en una actividad de restauración, acondicionamiento o relleno, siempre y cuando pueda acreditarse.
  • Los residuos de industrias extractivas regulados por la Directiva 2006/21/CE, de 15 de marzo.
  • Los lodos de dragado no peligrosos reubicados en el interior de las aguas superficiales derivados de las actividades de gestión de las aguas y de las vías navegables, de prevención de las inundaciones o de mitigación de los efectos de las inundaciones o las sequías.

Definiciones:

  • Residuo de construcción y demolición (RCD): cualquier sustancia u objeto que, cumpliendo la definición de “Residuo” incluida en el artículo 3.a) de la Ley 10/1998, de 21 de abril, se genere en una obra de construcción o demolición.
  • Residuo inerte: aquel residuo no peligroso que no experimenta transformaciones físicas, químicas o biológicas significativas, no es soluble ni combustible, ni reacciona física ni químicamente ni de ninguna otra manera, no es biodegradable, no afecta negativamente a otras materias con las cuales entra en contacto de forma que pueda dar lugar a contaminación del medio ambiente o perjudicar a la salud humana.
  • Obra de construcción o demolición: la actividad consistente en la construcción, rehabilitación, reparación, reforma o demolición de un bien inmueble, tal como un edificio, carretera, puerto, aeropuerto, ferrocarril, canal, presa, instalación deportiva o de ocio, así como cualquier otro análogo de ingeniería civil.
  • Obra menor de construcción o reparación domiciliaria: obra de construcción o demolición en un domicilio particular, comercio, oficina o inmueble del sector servicios, de sencilla técnica y escasa entidad constructiva y económica, que no suponga alteración del volumen, del uso, de las instalaciones de uso común o del número de viviendas y locales, y que no precisa de proyecto firmado por profesionales titulados.
  • Productor de residuos de construcción y demolición: la persona física o jurídica titular de la licencia urbanística en una obra de construcción o demolición; en aquellas obras que no precisen de licencia urbanística, tendrá la consideración de productor del residuo la persona física o jurídica titular del bien inmueble objeto de una obra de construcción o demolición. También se aplica a la persona física o jurídica que efectúe operaciones de tratamiento, de mezcla o de otro tipo, que ocasionen un cambio de naturaleza o de composición de los residuos. Es aplicable a los importadores o adquirente en cualquier Estado miembro de la Unión Europea de residuos de construcción y demolición.
  • Poseedor de residuos de construcción y demolición: la persona física o jurídica que tenga en su poder los residuos de construcción y demolición y que no ostente la condición de gestor de residuos. En todo caso, tendrá la consideración de poseedor la persona física o jurídica que ejecute la obra de construcción o demolición, tales como el constructor, los subcontratistas o los trabajadores autónomos.
  • Tratamiento previo: proceso físico, térmico, químico o biológico, incluida la clasificación, que cambia las características de los residuos de construcción y demolición reduciendo su volumen o su peligrosidad, facilitando su manipulación, incrementando su potencial de valorización o mejorando su comportamiento en el vertedero.
¿Qué tienes que hacer?
  • El productor de residuos de construcción y demolición está obligado a incluir en el proyecto de la obra, un “estudio de gestión de residuos de construcción", con las siguientes obligaciones: estimación de la cantidad generada de residuos de construcción y demolición expresado en toneladas y metros cúbicos, las medidas para la prevención de residuos, las operaciones de reutilización, valorización o eliminación, estimación del coste, planos de las instalaciones previstas para el almacenamiento y separación, realización de un inventario de los residuos peligrosos que se generarán y su gestión en la retirada selectiva, disposición de la documentación que acredite la gestión realizada con todos los residuos, y constitución, cuando proceda, de una fianza que asegure el cumplimiento.
  • Los poseedores de residuos de construcción y demolición están obligados a presentar a la propiedad, un “plan de gestión de residuos de construcción”, con los mismos requisitos detallados en el estudio que ha de elaborar el productor, que tiene que ser aprobado por la Dirección Facultativa y aceptado por la propiedad. Ha de preservar la segregación, seguridad e integridad de los residuos y entregarlos a un gestor.
  • Los gestores de residuos de construcción y demolición han de llevar un registro donde se identifiquen las cantidades de los residuos gestionados, los tipos de residuos, la identificación del productor, del poseedor y de la obra donde procede; informar del registro a los Servicios Territoriales de Medio Ambiente; extender al poseedor o gestor que le entregue los residuos los certificados acreditativos de la gestión realizada; y estar autorizado o poseer un procedimiento de admisión de residuos
¿Cuándo te aplica?
  • A partir del 14 de Febrero de 2008.
  • A partir del 14 de Febrero de 2010 para los poseedores cuyas obras estén iniciadas antes del 14 de febrero de 2008.
  • A partir del 14 de Agosto de 2008 para los poseedores de obras iniciadas cuando, de forma individualizada para cada fracción, la cantidad prevista de generación para el total de la obra supere las cantidades expuestas a continuación:
    • Hormigón: 160 t.
    • Ladrillos, tejas, cerámicos: 80 t.
    • Metal: 4 t.
    • Madera: 2 t.
    • Vidrio: 2 t.
    • Plástico: 1 t.
    • Papel y cartón: 1 t.
¿Qué sanciones tendrías en caso de incumplimiento?

Según los artículos 34 y 35 de la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos, donde se tipifican las infracciones y sanciones siguiendo la siguiente clasificación:

  • Leve hasta 601 €;
  • Grave de 601 € a 30.050,60 € e inhabilitación para el ejercicio de la actividad durante 1 año; y
  • Muy Grave de 30.050,60 € a 1.202.024,21 € e inhabilitación para el ejercicio de la actividad entre 1 y 10 años.
 
Web www.boe.es/boe/dias/2008/02/13/pdfs/A07724-07730.pdf
Tramites y formularios relacionados
CONTROL DE GESTIÓN DE LOS RESIDUOS DE CONSTRUCCIÓN Y DEMOLICIÓN
Volver
 
Junta de Castilla y León Consejo Regional de Cámaras de Comercio de Castilla y León